Lima, Andina. La economía peruana está impulsada por elementos que van más allá de cuestiones coyunturales como la incertidumbre, lo cual demuestra su absoluta solidez, afirmó este viernes el banco de inversión Morgan Stanley.

“Ahora vemos que esta incertidumbre rodea a la economía peruana, pero el país está impulsado por elementos que van más allá de cuestiones coyunturales, es decir, la economía del Perú es muy sólida", aseveró el director general y jefe del departamento de estrategia de inversiones del Morgan Stanley Smith Barney, David Darst.

El ejecutivo reconoció que esa incertidumbre es de carácter político y que tuvo una repercusión inicial muy fuerte en los mercados.

"La bolsa cayó, el precio del dólar comenzó a aumentar, pero básicamente estos movimientos dependen de los fundamentos de la economía, la valorización de los activos y el aspecto psicológico, que es uno de los principales motores que impulsan el crecimiento y que a la vez es muy difícil de analizar", comentó.

En ese sentido, sostuvo que es necesario contar con un programa ordenado, actuar disciplinadamente y prestar atención a lo que denominó la inteligencia emocional de los mercados.

"Recordemos que lo que ocurre en el Perú no es debido a un mal momento por el que esté atravesando la economía, como por ejemplo una caída en el precio de los minerales o algo por el estilo. Debemos ver la coyuntura bajo una perspectiva diferente", manifestó.

Para Darst es muy probable que ya se registre una tímida reacción positiva en los mercados del Perú, pero la mayor recuperación podría observarse dentro de unos meses.

"En el caso de la plaza bursátil, los vaivenes continuarán. Considero que la caída se detendrá, posiblemente después de la segunda vuelta electoral, a realizarse en junio”, añadió.

Asimismo, también dependerá de la postura que adopten los candidatos que participaron en la primera vuelta en torno a las propuestas de aquellos que pasaron a la segunda", aseveró Darst.