Buenos Aires. Argentina ascendió a la categoría de "mercado emergente", desde la situación de "mercado de frontera", en el índice elaborado por Morgan Stanley Capital Internacional. Sin embargo, en el informe de prensa se señala que la entidad está dispuesta a revisar la recalicación si las "autoridades argentinas introdujeran cualquier tipo de restricciones de acceso al mercado".

Hay distintas categorías de mercados: desarrollado, emergente, fronterizo y de acuerdo al nivel de esa posición, los fondos internacionales pueden estar habilitados o no a invertir en una plaza.

Argentina descendió a la categoría más baja, la de frontera, en 2009 cuando el Gobierno restringió el flujo de capitales, elemento fundamental para los grandes inversores internacionales.

El beneficio de ser emergentes se verá reejado en el mercado el año próximo ya que ascender a la categoría de emergente no implica la llegada inmediata de dichos fondos, dado que el proceso de incorporación al índice lleva unos meses.

Argentina se suma así al grupo de países latinoamericanos que ya formaban parte del grupo de mercado emergente: Brasil, Chile, Colombia, México y Perú.

"Esta decisión siguió a la amplia aceptación de la propuesta de reclasificación por parte de los participantes del mercado que participó en la consulta".

"En particular, los inversores institucionales internacionales expresaron su confianza en la capacidad del país para mantener las condiciones actuales de acceso al mercado de acciones, que es un factor clave en la clasificación de MSCI marco de referencia", señala el comunicado.

El índice MSCI Argentina se incluirá en el índice MSCI Emerging Markets coincidiendo con el mes de mayo de 2019 cuando se realiza la revisión anual del índice. Argentina se suma así al grupo de países latinoamericanos que ya formaban parte del grupo de mercado emergente: Brasil, Chile, Colombia, México y Perú.