Sao Paulo. Un índice que mide la morosidad de los consumidores en Brasil subió 4,8% en mayo desde abril, lo que se debería principalmente al alza de las tasas de interés, una inflación más acelerada y al creciente desempleo, informó el lunes la empresa de investigación crediticia Serasa Experian.

Fue la subida mensual más pronunciada que se registra en el año, agregó Serasa.

El tamaño promedio de las deudas no bancarias subió 4,9% en el mes, mientras que el endeudamiento con bancos aumentó 5,5%.

Los brasileños se han mostrado menos dispuestos a asumir deudas nuevas frente a la desaceleración de la economía, que además ha hecho que sea más difícil pagar los créditos existentes.

La confianza del consumidor está en sus niveles más bajos desde la crisis financiera global de 2008 y la economía de Brasil caería este año en recesión, mientras que el gobierno busca reducir el gasto.