El presidente de Uruguay, José Mujica, criticó el “pesimismo electorero” que según él se desprende de la actitud de algunos empresarios, según manifestó  en su audición semanal de la FM M24.

“Hay un poquito de derrotismo en la visión de alguna gente”, dijo Mujica. “Está cumpliendo efecto la larga campaña mediática que todo lo ve negro, mientras agrandan los edificios de sus empresas, mientras multiplican sus patrimonios, se encargan de sembrar mediáticamente una visión de ‘qué horrible, ‘que dificultades que vamos a tener’, etc”, agregó.

El mandatario señaló que no comparte “para nada” esa visión. “Es una especie de pesimismo electorero”, comentó.

“Por supuesto. No ha de extrañarnos en la visión interesada que pueden tener señores empresarios, que defienden la de ellos en un mundo en el que el que no llora no mama y en el que el peor error es que un empresario reconozca que le va bien o muy bien, porque se expone a que le pidan aumentos desmesurados”, agregó Mujica, quien dijo entender “perfectamente” que así suceda.

“Ese conservadurismo declarativo del sistema empresarial es una manera de proteger sus cajas y así debe ser entendido”, expresó.

Mujica agregó que es “obvio” que en Uruguay tiene que influir la larga crisis europea que cierra mercados. “En varios rubros de nuestra economía estamos padeciendo la crisis europea”, manifestó.

“Tenemos en jaque la competitividad por esa tendencia que tiene el dólar y es cierto que nos preocupa, y es cierto que el equipo económico está muy preocupado, discutiendo en sus entrañas alguna medida que colabore para mitigar estos fenómenos que son objetivos de nuestra economía”, agregó.

Asimismo, el presidente indicó que “históricamente crecer al 3% y 4% es un indicativo muy interesante”. “Y el ritmo de inversión que lleva Uruguay es muy alto y esto habla de la confianza en el fondo. Porque, quien no confía no invierte”.

“Tenemos un nivel histórico de inversión que nunca hemos tenido. Una cosa es lo que declaran los empresarios y otra es la actitud concreta que asumen en materia de inversión. Este año va a ser, y parte del otro, muy fuerte la inversión pública”, comentó.

"Retoques". “No veo razón para el pesimismo; tampoco veo razón para creernos que podemos tirar manteca al techo. Y tendremos que tener aumentos salariales cautos, que no se olviden de los más débiles y que sean prudentes con los más fuertes, y que estén en relación a los que podamos crecer y no a los deseos. En última instancia esa prudencia va a ser compensada, porque cuando se ha tenido un período de crecimiento importante hay que asimilarlo pero sobre todo hay que asegurarlo”, señaló Mujica.

“No acompañamos para nada esa visión”, agregó.

El presidente aclaró que cuando dice que el equipo económico va a tomar alguna medida, “no son medidas en el sentido de cambio de carácter esencial, sino si se quiere retoques en una coyuntura donde la competitividad nos está jaqueando y donde la acumulación de reserva que estamos obligados a realizar tratando de defender el precio del dólar, se transforma en una cifra fantástica, pero es también la expresión de un fantástico esfuerzo que está haciendo el país”.

Caminos, puertos y trenes. Mujica destacó que se está ante una gran cosecha de soja y maíz, pero explicó que hay una “crisis” en la caminería, el puerto y “el conjunto de apoyo logístico e infraestructura que tiene que tener un crecimiento de carácter productivo”.

Al respecto, señaló que los próximos meses van a estar empeñados en los caminos, el transporte fluvial y dar un salto en la reconstrucción del ferrocarril.

Agradeció al FOEB. El presidente también aprovechó la audición para agradecer la donación de $14 millones de la Federación de Obreros y Empleados de la Bebida (FOEB) al Plan Juntos e INAU.