Montevideo, EFE. El presidente de Uruguay, José Mujica, invitó a España a invertir en su país como un forma de entrada al Mercosur en una entrevista en la que consideró que la industria naviera y la energía eólica son los sectores en los que ambos países pueden complementarse mejor.

A menos de dos semanas de su visita a España, en la que se entrevistará con el rey Juan Carlos, el día 29, y el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, el día 30, el gobernante uruguayo recibió a Efe en su residencia presidencial, una austera chacra (finca rural) a las afueras de Montevideo.

"Voy a España más que nada como un regocijo", por la afinidad entre los dos países, indicó este ex guerrillero que pasó catorce años en prisión, la mayoría durante la dictadura (1973-1985), y que el próximo lunes cumplirá 78 años.

Mujica destacó el aumento de capitales españoles en Uruguay en los últimos años porque en España "está medio duro para invertir" y en el país suramericano, de 3,3 millones de habitantes, "hay un cierto margen de oportunidad"

"Nosotros teníamos una tasa de inversión muy baja y con un conjunto de medidas y políticas en los últimos ocho años (la) hemos duplicado, y no por el tamaño de mercado, sino por el lugar donde estamos, porque podemos ser una puerta de entrada al Mercosur, particularmente a Brasil", explicó.

Uruguay fue junto a Argentina, Brasil y Paraguay, socio fundador del Mercosur en 1991, aunque este último país fue suspendido el año pasado, en el que se incorporó Venezuela.

España es uno de los principales inversores en Uruguay y está presente a través de grandes empresas como el BBVA, el Santander, Mapfre, Telefónica, Planeta, Santillana y Zara.

En 2012 las exportaciones españolas a Uruguay alcanzaron la cifra de 167 millones de euros (US$215 millones, con un incremento de 8,8% en relación con 2011, y las exportaciones uruguayas a España se colocaron en 113 millones de euros (unos US$146 millones), una caída del 35,4% respecto al año anterior.

El país europeo fue el decimocuarto exportador a Uruguay y su decimosexto cliente, con "caídas importantes" en ambas listas, según datos oficiales españoles.

Entre los potenciales sectores de cooperación económica con España, Mujica destacó hoy "la instalación de molinos de viento para la generación eléctrica" y el desarrollo de "un cluster de industria naval" en Uruguay que pueden interesar al empresariado español.

"El mercado uruguayo es insignificante" por su dimensión pero no lo es el de Brasil, país con el que Montevideo está firmando un acuerdo "de tal naturaleza" que Uruguay va a pasar a ser considerado "la industria brasilera con respecto a esa rama", reveló.

Después de los encuentros con Rajoy y el rey Juan Carlos, y de un viaje de un día al Vaticano para ser recibido por el papa Francisco el día 1 de junio, Mujica pretende regresar a España para visitar Galicia y el País Vasco.

En Galicia quiere conocer el puerto del Ferrol, el mayor puerto de aguas profundas en construcción de Europa, debido a que uno de sus retos es crear una terminal similar en el departamento de Rocha, a unos 210 kilómetros al este de Montevideo.

Además, "tengo que ir a Galicia porque el 40 % de ciudadanos de este país son descendientes de gallegos", dijo socarronamente.

En el País Vasco se desplazará a la Corporación Mondragón, cuya experiencia de corporativismo interesa al gobernante, y al municipio de Muxica, de donde supuestamente vienen sus antepasados.

"Mujicas, en la expedición de Colón, ya había algunos que los ahorcaron en las Antillas por revoltosos", y "todo indica" que el apellido es "de esa zona" del norte de España, explicó.

A consulta expresa, el mandatario uruguayo se refirió también a la crisis europea con tono crítico.

"Podemos estar equivocándonos y no me corresponde a mí, le corresponde a Europa, pero sinceramente la política de ajuste y apriete como horizonte a nosotros nos confunde, no la vemos", manifestó.

Según Mujica, Uruguay se repuso de la crisis de 2002, que colapsó al país, porque logró aumentar la inversión extranjera con "enormes" ventajas fiscales y "una política permanente de aumento del salario".

"No comulgábamos con aquella idea de que primero hay que crecer y después repartir. Hay que crecer repartiendo", indicó, aunque luego aclaró que cada caso es distinto.

La visita oficial de Mujica a España, que se producirá después de un viaje previo a China que comienza la próxima semana, se iba a realizar inicialmente en noviembre de 2012 pero un problema de salud del presidente uruguayo impidió que se concretara entonces.