Las empresas que no cumplan con el marco laboral vigente pueden ser acreedoras a multas que van desde 250 y cinco mil veces el Salario Mínimo General Diario Vigente en el Distrito Federal, es decir, entre 17.525 pesos y 350.500 pesos, una cantidad que de acuerdo con la iniciativa privada podría terminar con la vida de los centros de trabajo de menor tamaño.

Flexibilizan inspecciones. El secretario de Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, indicó que para reducir los riesgos de elevar la mortalidad de las pequeñas y medianas empresas, las cuales constituyen 99% de las unidades productivas en el país, las inspecciones comprenderán visitas de asesoría y asistencia técnica, para posteriormente realizar vistas de revisión en las que las deficiencias serán motivo de sanción.

La iniciativa privada está en desacuerdo con las multas por que son altas, lo cual tiene cierta lógica debido a que si a los centros laborales pequeños, que concentran 72% de los trabajadores, se le impone la máxima sanción terminaríamos por acabar con el centro de trabajo, sin embargo, en caso de ameritarlo se realizará.”

El decreto de modificaciones a la legislación laboral publicado el 30 de noviembre de 2012 en el Diario Oficial de la Federación establece que si con un solo acto u omisión se incurre en diversas infracciones, se aplicarán las sanciones que correspondan a cada una de ellas, de manera independiente.

Incluso especifica que cuando con un acto u omisión se afecten a varios trabajadores, se podrá imponer una sanción por cada uno de los afectados.

De acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), el año pasado prácticamente se duplicó el monto de sanciones impuestas a centros de trabajo.