Río de Janeiro. El Mundial de fútbol Brasil 2014 ha contribuido para mejorar no sólo la imagen del país en el exterior sino también la competitividad de la industria brasileña gracias a la inversión que fue realizada en infraestructura y a los negocios generados por el evento, dijeron hoy fuentes oficiales.

"El Mundial va a dejar un legado a largo plazo en Brasil, no solo en el aumento del número de turistas sino también en la reputación del país para generar negocios", afirmó el viceministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Ricardo Schaefer, en una rueda de prensa en Río de Janeiro.

El funcionario no ofreció datos ni estimaciones acerca de estas mejoras, pero expuso varios argumentos para justificar su optimismo ante los efectos del Mundial sobre la economía y el sector productivo brasileño.

Schaefer explicó que el gobierno, con la invitación a empresarios de diversos sectores y países para que visiten Brasil durante la competición, está "utilizando el Mundial como plataforma para promover las exportaciones y atraer nuevas inversiones".

Schaefer aprovechó el encuentro con los periodistas para explicar los detalles del Plano Brasil Mayor, el programa estrella del Ministerio de Industria y Desarrollo lanzado en agosto de 2011 para promover el sector productivo brasileño y mejorar la competitividad del país mediante la reducción de los costos de producción, la promoción del desarrollo tecnológico, la defensa del mercado interno y el fortalecimiento del comercio exterior.

"Hasta el año pasado fueron casi 400.000 millones de reales (aproximadamente US$173.000 millones) de financiación a la inversión en los sectores agropecuario, industria, comercio y servicios, y 30.000 millones de reales (US$13.000 millones) entre 2013 y 2014 para innovación energética y en salud, defensa, telecomunicaciones y sustentabilidad medioambiental", detalló.

El ministro restó peso al empeoramiento de los principales indicadores económicos de Brasil en el primer semestre de 2014 y señaló a los factores externos para justificar el aumento de la inflación y la caída en las previsiones de crecimiento económico.

"En el momento actual de fuerte crisis todavía no resuelta, la lenta recuperación de Estados Unidos y Europa afecta a nuestra economía", declaró Schaefer, quien también añadió que "Brasil está mostrando su capacidad para resistir a esta crisis".

En la rueda de prensa también participó Luiz Barretto, presidente del Servicio Brasileño de Apoyo a las Micro y Pequeñas Empresas (Sebrae), quien explicó que los sectores más beneficiados por el Mundial fueron los de la construcción civil, el turismo y la producción asociada al turismo, como las artesanías.