La organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoció a Ecuador como un modelo de desarrollo sostenible para erradicar la pobreza y reducir la desigualdad durante la 11ª Reunión Anual de las Naciones Unidas, organizaciones sociales y sociedad Civil, desarrollada en Washington, DC, el 17 y 18 de noviembre.

Así lo informó la embajada de Ecuador en Estados Unidos a través de un comunicado.

Este encuentro tuvo como objetivo plantear una agenda común enfocada en promover la reducción de la pobreza y la eliminación de la desigualdad como componente esencial para la estrategia de desarrollo.

El evento contó con la presencia de representantes del Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo, Fondo Monetario Internacional, Naciones Unidas, Organización de Estados Americanos, Organización Mundial de la Salud y diversas organizaciones no gubernamentales.

La embajadora ecuatoriana, Nathalie Cely, participó en la reunión plenaria “Después del 2015: Promoviendo una Agenda Común para el Desarrollo Sostenible para la Reducción de la Pobreza y la Búsqueda de la Igualdad”.

Durante su intervención, Cely resaltó los grandes avances que ha tenido el Ecuador en su proceso por alcanzar un desarrollo sostenible en la búsqueda de un equilibrio social y en armonía con los recursos naturales.

“Hemos puesto en marcha un modelo de desarrollo incluyente y sostenible que hemos llamado ‘El Buen Vivir’, que se centra en el bienestar y los derechos humanos de nuestros ciudadanos”, dijo la embajadora Cely.

“Los resultados de este plan se evidencian en datos como el coeficiente de Gini que se ha reducido de 0,54 a 0,47. Por su parte, el país ha reducido la pobreza un 25,6% y la extrema pobreza en un 9%. Estudios de la CEPAL ubican al Ecuador entre los tres países con mayor reducción de pobreza y el primero en reducir la desigualdad”.

Adicionalmente, Ecuador ha sido reconocido por las Naciones Unidas como uno de los cuatro países del mundo con los mayores avances en desarrollo humano y social, escalando 10 puestos hasta llegar a la categoría de “País Altamente Desarrollado”.

En el ámbito de la producción, la embajadora Cely destacó que gracias al financiamiento público en materia de infraestructura, el país ha escalado 35 puestos en el Índice Global de Competitividad entre 2007 y 2013, dando un salto de 35 puestos. La inversión pública y privada en el Ecuador han permitido que el PIB se haya incrementado en un 4,5% en el periodo 2007-2013.

“Nuestro desafío es continuar con el proceso de transformación de la matriz productiva del país, reverdeciéndola y enfocándola hacia una economía basada en el conocimiento”, resaltó la Embajadora.

Sobre este tema, indicó que el gobierno de Ecuador que está invirtiendo más de 9 billones de dólares en la revolución de la matriz energética del país, que le permitirá contar con energía limpia de fuentes renovables en un 92% para el año 2016.