El gobierno de Nicaragua presentó a la principal cúpula empresarial del país una propuesta de ley de concertación tributaria que busca ordenar las exoneraciones, aumentar la base de contribuyentes y las recaudaciones, y disminuir la evasión fiscal.

Esa iniciativa, que anunció el asesor de la Presidencia para asuntos económicos, Bayardo Arce, también pretende modernizar el sistema tributario y equipararlo con el resto de la región para favorecer la competitividad y generar empleos.

Esa propuesta de ley, subrayó Arce, ayudará a financiar la infraestructura productiva y el gasto para reducir la pobreza en Nicaragua y, además, permitirá atenuar la carga impositiva de los que hoy tributan.

Según el funcionario, la evasión del impuesto sobre la renta (IR) y del impuesto al valor agregado (IVA) costó en 2010 a Nicaragua unos US$400 millones en pérdidas, es decir el 6,6% del producto interno bruto (PIB).

Además, el país aprobó ese mismo año exoneraciones por US$447,5 millones de dólares, añadió.

Por tal motivo, señaló Arce, es necesario ordenar gradualmente las exoneraciones, establecer límites a esos beneficios y combatir la informalidad laboral.

Argumentó que en este país centroamericano existen 285 leyes, reglamentos y normas relacionadas con las exoneraciones, algo que debe superarse.

De no controlar esas exoneraciones, advirtió Arce, Nicaragua promoverá agentes económicos haraganes que no buscan tecnificación, no buscan productividad, ni competitividad.

Arce dijo que el Ejecutivo promoverá ciclos bilaterales de negociación con los diversos sectores antes de que esa iniciativa sea presentada ante el Parlamento, para su aprobación, lo que está previsto a más tardar en diciembre próximo.

Por su parte, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) de Nicaragua, José Adán Aguerri, declaró que es necesario alcanzar un consenso antes de ratificar esa iniciativa en el Parlamento y también pidió al Estado mejorar la administración del sistema tributario para que el sector privado no pierda las exoneraciones vigentes.

El Cosep ya había pedido al Gobierno que la reforma fiscal que impulsará sirva para atraer a los inversionistas y no sólo busque incrementar los impuestos.