Nicaragua eliminará un impuesto del 35% que desde 1999 aplica a los productos procedentes de Colombia, según un acuerdo alcanzado hoy en Managua entre el gobierno y los empresarios privados. José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), declaró que el arancel se suspenderá mediante una iniciativa de reforma que se aprobará en el Parlamento después del 9 de abril próximo.

Aguerri dijo que el Cosep solicitó al presidente Daniel Ortega la suspensión del impuesto a fin de "proteger la competitividad de la industria nacional y al empleo que ésta ofrece". Explicó que desde que se comenzó a aplicar el arancel a Colombia, a fines de 1999, los industriales nicaragüenses han encarecido sus costos al tener que utilizar materia prima colombiana que en otros países centroamericanos se oferta a menor precio.

"Al eliminar este impuesto, la industria nacional podrá competir con la industria centroamericana y nos mantendrá competitivos" en la región, razonó el titular del Cosep. Nicaragua importa de Colombia prendas de vestir y otros artículos de consumo básico, como alimentos y bebidas. Por su parte, el diputado Edwin Castro, jefe de la bancada del gobernante Frente Sandinista, dijo que el Ejecutivo enviará la iniciativa al Parlamento para su discusión y rápida aprobación en el plenario, donde el partido de gobierno controla 62 de los 92 asientos. El llamado "impuesto patriótico" fue aplicado a Colombia y en ese momento se anunció que lo recaudado con el impuesto se utilizaría para sufragar los gastos de Nicaragua en juicios entablados contra Colombia en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.