Managua. Un total de US$49 millones de cuales US$9 millones provienen del Fondo Monetario Internacional (FMI) y $ 40 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que podría recibir Nicaragua, están supeditados a la evaluación que haga el FMI del programa de Servicio de Crédito Ampliado (SCA).

El presidente del Banco Central de Nicaragua, Antenor Rosales, dijo que se ha firmado la carta de intención y el memorando técnico de entendimiento del cierre del programa del SCA.

Nicaragua mantiene la previsión del crecimiento económico en un 4% y una inflación entre 8 y 9% para el 2011. Este último indicador se registra hasta septiembre en 4.9%.

“Estamos absolutamente seguros de que el FMI, después de ver las cifras que presentamos en nuestra última ronda de conversaciones, ha llegado a la conclusión de que en Nicaragua cumplió con las expectativas y los compromisos, y debo decir que en alguna medida se superaron esas expectativas”, dijo Rosales.

En la reunión entre el funcionario nicaragüense y los miembros del FMI, este organismo dijo que durante los primeros cuatro meses de 2012, una delegación visitará Nicaragua, para revisar el estado de las finanzas locales.