La propuesta del presidente de Guatemala Álvaro Colom de crear en cada país de Centroamérica un impuesto para la seguridad que provenga de los empresarios, no será aplicada en el caso de Nicaragua, de acuerdo al ministro de Hacienda de ese país, Alberto Guevara.

El funcionario reconoce la necesidad de más fondos, pero no considera conveniente cargar a los empresarios con un nuevo impuesto y prefiere hablar de mayor eficiencia con los recursos tributarios que se obtienen a través de los contribuyentes, en general, y que esta mejora se destine a la policía, al ejército y a otras entidades de seguridad.

En el último informe elaborado por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (FUNIDES) se refleja que la carga tributaria que se genera en una empresa es la más elevada de toda la región con un 63,2% de los niveles de ganancia antes de impuestos.

En junio anterior, los presidentes de Centroamérica lograron en Guatemala, recibir el apoyo de parte de organismos internacionales para financiar parte de los US$1.000 millones que se requieren en todo el istmo para ejecutar diferentes planes de acción para la seguridad regional que busca frenar las acciones del crimen organizado y las pandillas.