El gobierno de Nicaragua ha decidido adecuar sus proyecciones de crecimiento a las estimaciones hechas por la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) que estiman un crecimiento del 3,5% para este país.

Al cierre de 2011 el gobierno dijo que la nación crecería en este año un 3,3% pero Iván Acosta, viceministro de Hacienda y Crédito Público, dijo que el ajuste al alza se basa en el comportamiento de los precios de las materias primas locales que continúan con niveles elevados.

El cambio también obedece que para este 2012 Nicaragua tendrá las condiciones necesarias para poder exportar US$3.000 millones y alcanzaría los US$1.000 millones en Inversión Extranjera Directa (IED) con proyectos como Tumarin y la Refinería el Supremo Sueño de Bolívar, dijo Acosta.

Nicaragua cerró 2010 con US$2.346 millones en ventas externas y US$900 millones en IED.