La economía nicaragüense recibió US$1.014,2 millones en remesas familiares en 2012, principalmente de Estados Unidos, la cifra más alta de las últimas dos décadas, informó este domingo el Banco Central de Nicaragua (BCN).

La suma representa un crecimiento de US$102,6 millones (11,3%) con respecto a los US$911,6 millones recibidos en 2011, según un informe del banco emisor del Estado.

Las remesas familiares que llegaron a Nicaragua el año pasado provinieron principalmente de Estados Unidos con US$553,4 millones, para 54,6% del total; seguido por Costa Rica con US$182,6 millones (18%), y España con US$57,9 millones (5,7%), entre otros países.

Por lugar de destino, el 30,8% del dinero llegó a la provincia de Managua; 10,2% a Chinandega y 7,6% a León; ambas en occidente; 7,2% a Estelí y 6,3% a Matagalpa, ambas en el norte; y el resto a las demás provincias.

Los US$1.014,2 millones en concepto de remesas familiares representaron 9,7% del producto interno bruto (PIB) en 2012 y 9,5% en 2011, precisó la institución.

Las remesas familiares en Nicaragua sumaron US$822,8 millones en 2010; 768,6 millones en 2009; 818,1 millones en 2008 y 739,6 millones en 2007, detalló la fuente.

Entre 1994 y 2003, los nicaragüenses recibieron en concepto de remesas US$2.341 millones para un promedio anual de US$234,1 millones, según datos oficiales.

Las remesas representaron el equivalente al 37,9% de las exportaciones nicaragüenses en 2012 y 75,6% de los recursos externos que recibió Nicaragua por concepto de cooperación internacional, préstamos y donaciones, que totalizaron US$1.342 millones el año pasado.

Cerca de 20% del total de la población nicaragüense, estimada en un poco más de seis millones de habitantes, vive en el extranjero, principalmente en Estados Unidos y Costa Rica, y la mitad de ellos son indocumentados.