El crecimiento de la inflación de la economía nicaragüense podría culminar en un 3,5% en 2016, un porcentaje menor a los 4,5% calculados al inicio del año, informó el Banco Central de Nicaragua (BCN).

"El rango inflacionario va a finalizar bastante bajo, al inicio estábamos esperando entre 4,5% y 5,5%, después lo bajamos entre 3,5% y 5,5%, pero creemos que vamos a terminar por debajo del 3,5%", dijo el presidente del BCN, Ovidio Reyes, en una comparecencia pública.

Este comportamiento de la inflación se debe a la estabilidad de los precios internacionales de los bienes importados, así como el buen año de la agricultura, según Reyes.

El BCN también confirmó sus expectativas de crecimiento respecto a la economía de Nicaragua, al mantenerla entre un 4,5% y un 5%, gracias a la dinamización de la agricultura, la pesca y acuicultura, la construcción, el sector financiero y los servicios.

El producto interno bruto (PIB) de Nicaragua creció 4,9% el año pasado, con una inflación de 3,05%, según cifras oficiales.