La presión ejercida por el gobierno de Honduras, a través de la Secretaría de Comercio (SIC), así como por los vecinos guatemaltecos, surtió efecto.

Nicaragua rectificará la determinación de gravar con un 15% todas las importaciones de bienes de aseo y limpieza, así como algunos alimentos de la canasta básica a más tardar esta semana, según lo acordado por los representantes de los gobiernos de la región.

“Estamos esperando la comunicación oficial del gobierno nicaragüense que ya indique que se ha resuelto el problema”, declaró Melvin Redondo, subsecretario de Comercio Exterior, al término de una videoconferencia del Consejo de Ministros del Integración Económica (Comieco), donde se trató el tema.

El funcionario hondureño aseguró que existe disponibilidad del Ministerio de Industria, Fomento y Comercio de Nicaragua (Mific) para resolver la determinación de exonerar la producción nacional del pago de este impuesto y que fue tomada en el Ministerio de Finanzas y aprobado por el Congreso nicaragüenses.

“El ministro de Mific (Orlando Solórzano) se ha comprometido a resolver este problema esta misma semana y ha reafirmado la voluntad del gobierno nicaragüense de cumplir los compromisos que emanan de los convenios regionales, así como de los convenios internacionales de comercio tales como el de la OMC (Organización Mundial de Comercio), lo relativo al Tratado General de Integración y temas comerciales que son vigentes en este caso”, indicó Redondo.

“Nicaragua se ha comprometido a informar esta semana de la acción que deberá tomarse”, dijo el encargado de las negociaciones comerciales hondureñas, al destacar que existe gran presión de parte de los industriales hondureños, para aplicar medidas correctivas.

Devoluciones. Aunque las autoridades de la SIC no han cuantificado las pérdidas ocasionadas por la entrada en vigencia de la exoneración del Impuesto al Valor Agregado (IVA), implementada desde el pasado 1 de enero, el funcionario reconoció que la medida ya ha afectado las exportaciones hondureñas hacia el país vecino.

Mientras la rectificación es oficializada, los ministros regionales mencionaron a su par nicaragüense “que se iba a evitar de alguna forma que se hicieran los cobros en frontera precisamente para evitar que exista daños para los productores de los demás países que se pudieran ver afectados por la exoneración del IVA a los productores locales de Nicaragua”, informó Redondo.

Según declaraciones de Eduardo Fonseca, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Nicaragua (Caconic) reproducidas por el diario La Prensa de Nicaragua, “la Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA) recibió ‘la orden de la Presidencia’ de no seguir cobrando el IVA a los productos claramente exentos por ley, ‘y a la gente que se le haya cobrado de más se le tendrá que devolver el dinero o entregar una nota de crédito’”.

Compás de espera. En caso de que no se reciba la comunicación esperada, los representantes del istmo llevarán el tema al Consejo de Ministros y analizar “cuáles son las medidas que siguen”, advirtió el subsecretario.

Ya la semana pasada, cuando empresarios hondureños denunciaron la medida discriminatoria, el titular de la SIC, Adonys Lavaire, advirtió que Honduras podría hacer uso de los mecanismos de Solución de Controversia establecidos.

Mientras los empresarios agrupados en la Asociación Nacional de Industriales (Andi), exigen medidas recíprocas y demandas para Nicaragua y recordaron que esta no es la primera que las autoridades del país vecino implementa medidas que afectan la industria hondureña.