Nicaragua suscribirá dos préstamos con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por US$74,2 millones, para mejorar carreteras y el sistema eléctrico nacional, informó el gobierno central.

Un préstamo de US$39,2 millones, a firmarse el próximo viernes entre el Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP) y el BID, será para reparar calles y mejorar la seguridad sobre las vías, informó la primera dama, Rosario Murillo.

En la misma reunión, se suscribirá otro crédito de US$35 millones que estará dedicado al Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía Renovable.

Parte de las vías que serán reparadas con el préstamo están ubicadas en la zona occidental, próxima a la frontera con Honduras, en el litoral Pacífico de Nicaragua.

Otras vías a mejorar se encuentran en zonas cafetaleras del país, como Jinotega, en el centro, y Carazo, en el litoral Pacífico sur.

El gobierno nicaragüense también pretende instalar dos básculas en Nueva Segovia, zona fronteriza del centro del país, también próxima a Honduras, para controlar el transporte de carga.
Estas obras beneficiarán a 1.8 millones de pobladores, que habitan en las cuatro provincias donde se ejecutarán las mejoras, afirmó Murillo.

El segundo crédito estará destinado a mejorar el tendido eléctrico nacional, dijo la primera dama.

Murillo aseguró que, con este trabajo, un total de 128,390 personas tendrán energía eléctrica en sus casas, en las zonas del Pacífico y Caribe de Nicaragua. Otros 164,046 habitantes se convertirán en clientes legales del servicio eléctrico.

En los últimos cinco años el BID ha desembolsado US$1,308.2 millones a Nicaragua, según datos oficiales. De esos, US$218.3 millones son para transporte y US$227.7 millones para energía. Ambos sectores, junto con
los de la inversión social (US$225.2 millones) son los que más aporte reciben del organismo financiero.