El presidente Nicolás Maduro instó a la empresa privada a “hacer negocios respetando la ley” y ratificó su encuentro con el presidente de esa corporación, Lorenzo Mendoza.

“El dueño de la Polar, ¿les suena el apellido? Ellos dicen que quieren vivir en Venezuela y quieren trabajar en Venezuela, bienvenidos, pero ustedes no van a gobernar más en este país. Hagan sus negocios respetando a la ley. Ahora si algunos de ustedes creen que haciendo esta guerra económica va a derrocar a Nicolás Maduro, no se equivoquen”, dijo Maduro al lanzar la misión Negro Primero, destinado a militares y sus familiares.

Maduro aseguró que el gobierno quiere cooperar con la empresa privada y les manifestó que “el que quiera trabajar” en Venezuela, tendrá el apoyo del Ejecutivo.

“No me importa por quien votó, lo que me importa es que cumpla su papel, que cumpla lo que debe que cumplir, que comercie lo que debe comerciar”, manifestó el Jefe de Estado.

Maduro insistió que los venezolanos enfrentan una “guerra económica” que en su opinión, apunta a desabastecer al país e impedir créditos con la banca internacional.

“Hay una guerra para desabastecer el país de los productos necesario, lanzar una inflación incontrolada e impedir el logro crédito internacional para Venezuela“, dijo.

Ante esa “guerra”, Maduro aseguró que su gobierno creó un “plan superior” para afrontar los embates económicos. Dijo que el plan fue creado como "un plan de guerra".

"Lo digo, estamos trabajando en un conjunto de acciones económicas. Estamos tratándolo como un plan de guerra", explicó Maduro.

El jefe de Estado también se mostró confiado porque la economía venezolana repunta durante el segundo semestre del año.

“Tendremos un buen repunte en la economía tanto en crecimiento, control de la inflación y abastecimiento en el segundo semestre de este año”, añadió Maduro.