Davos. El mandato del Fondo Monetario Internacional debería ampliarse hacia la medición, seguimiento y aplicación de las nuevas normas sobre los desajustes económicos globales, dijo el jueves el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

El mandatario dijo a los banqueros y líderes empresariales durante el Foro Económico Mundial en Davos que la primera tarea era desarrollar un conjunto de indicadores relevantes para definir y medir los desequilibrios en el comercio, las divisas, las cuentas corrientes y otros factores.

"Para la presidencia francesa del G-20 (grupo de 20 principales economías del mundo), sólo hay una organización internacional apropiada para hacer esto, y esa es el FMI", afirmó.

"Así que creo que vale la pena repensar los estatutos del FMI para hacer que el organismo esté a cargo de la coordinación de las políticas económicas, financieras y monetarias y de la aplicación de los indicadores".