Tokio. El índice Nikkei cayó un 1,12% este martes, presionado por el pago de dividendos y la firmeza del yen, que se mantenía cerca de sus niveles más altos en las últimas dos semanas.

El índice Nikkei perdió 107,38 puntos y cerró en 9.495,76, tras tocar este lunes su nivel más alto desde el pasado 17 de septiembre. Los operadores dijeron que el descuento de los dividendos restó al Nikkei unos 63 puntos en la sesión de este martes.

Este lunes fue el último día para que los inversores compraran muchas acciones japonesas y obtuvieran dividendos sobre ellas por el semestre abril-septiembre.

Un analista dijo que la venta de futuros del Nikkei relacionada con ajustes de posiciones tras expirar el plazo de dividendos posiblemente también contribuyó a la caída del índice.

El más amplio Topix perdió un 0,8%.

"El consenso ahora en el mercado es que no habrá una apreciación sin fin del yen, que si el dólar cae más allá de 84 yenes las autoridades posiblemente intervengan", dijo Kenichi Hirano, de Tachibana Securities.

"Pero el Nikkei no va a rebotar a 10.000 sin al menos un alza de 2-3 yenes en el dólar, y eso va a ser difícil de alcanzar", agregó.

El dólar se negociaba a 84,19 yenes, tras haber tocado este lunes 84,11 yenes, su mínimo desde el 15 de septiembre, cuando el Gobierno japonés intervino en el mercado cambiario para frenar el avance de su moneda.