Tokio. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio bajó este jueves luego de que los inversores siguieron recogiendo beneficios tras las subidas recientes y por cautela ante un posible sobrecalentamiento del mercado.

Los analistas dijeron que los inversores se mantuvieron el jueves en los márgenes del mercado antes de un fin de semana largo, mientras que los datos de pedidos de maquinaria -por debajo de lo esperado- enfriaron el clima. Los mercados japoneses estarán cerrados este viernes por un feriado nacional.

Los pedidos de maquinaria en Japón subieron por primera vez en cuatro meses en diciembre y las compañías pronosticaron un incremento de los pedidos para el primer trimestre, una buena señal para el gasto de capital mientras la economía busca cobrar vigor.

Pero el aumento del 1,7% en los pedidos durante diciembre fue menor al pronóstico promedio de un incremento del 5%, lo que sugiere que las compañías sólo incrementarán el gasto lentamente ante una recuperación económica moderada.

El índice Nikkei cayó un 0,11%, o 12,18 puntos, a 10.605,65 puntos.

El Topix, un índice más amplio, subió un 0,3%.

"Los inversores domésticos podrían estar vendiendo ante temores por un sobrecalentamiento luego de que el índice se negoció por encima de 10.700 puntos (el miércoles)", dijo Kenichi Hirano, estratega de Tachibana Securities.

"Mientras el índice esté por encima de 10.600, es posible que haya más toma de ganancias, pero las caídas podrían no ser significativas", agregó.