Tokio. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró este miércoles con un leve descenso tras tocar máximos de nueve meses, luego de que una toma de beneficios en acciones bancarias borró ganancias tempranas registradas tras un pronóstico positivo de Toyota Motor Corp.

La debilidad de las acciones en Shanghái, luego de que China elevó la tasa de interés por segunda vez en seis semanas para controlar la inflación, contribuyó a enfriar el mercado, mientras los inversores esperan cautos que este jueves se cierre el arbitraje de futuros del Nikkei para febrero.

"Los inversores comenzaron a vender futuros pues quieren recoger beneficios provenientes de las subidas recientes antes de mañana", dijo Hiroichi Nishi, gerente general de Nikko Cordial Securities.

El índice Nikkei cayó un 0,17% y cerró en 10.617,83 puntos luego de haber trepado hasta 10.701,92, su nivel más alto desde el 6 de mayo.

El Topix, un índice más amplio, cerró plano.