Tokio. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio trepó este lunes a máximos de un mes, quebrando un nivel de resistencia ante la sensación de que la apreciación del yuan fue un voto de confianza en la recuperación de la economía global.

Las compras fueron robustas y en una amplia variedad de papeles.

Las acciones de Komatsu Ltd y su rival Hitachi Construction Machinery Co subieron, mientras que las de casas comerciales y exportadores ganaron por la esperanza de que el movimiento de yuan incrementará la capacidad de compra de china.

El índice Nikkei subió 2,43% y cerró en 10.238,01 puntos, alcanzando su mejor cierre desde mediados de mayo. El más amplio Topix ganó 2%.

"La decisión de China tiene más de un plus para Japón. Refuerza su confianza en el crecimiento sostenible, lo que a su vez sugiere un mayor poder de compra para el pueblo chino y beneficios para las manufactureras japonesas", dijo Toshiyuki Kanayama, analista de Monex Inc.

"Pero además, el ánimo del mercado ha cambiado de una manera en que responderá poderosamente a cualquier clase de noticia positiva", agregó.