Tokio. El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró este viernes a la baja en una sesión de bajo volumen de intercambios, con empresas de microprocesadores liderando las pérdidas tras rebajas en sus calificaciones crediticias.

Un decepcionante dato del empleo en Estados Unidos, preocupaciones sobre un endurecimiento de la política monetaria en China y renovadas preocupaciones sobre la deuda europea también pesaron sobre el sentimiento bursátil.

El índice Nikkei cerró la última sesión de la semana con baja de 62,4 puntos, un 0,7% a 9.591,52. El más general Topix, retrocedió un 0,6% a 841,29 puntos.