Tokio. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró con una baja de un 1% por las protestas contra el gobierno en Egipto que disuadían a los inversores de entrar en activos más arriesgados.

Algunos valores como Fujitsu y Konica Minolta cedieron por advertencias sobre sus beneficios.

La inestabilidad en Egipto favoreció a los activos de refugio pero el repunte del yen hasta máximos de cuatro semanas contra el dólar presionó todavía más al mercado.

El Nikkei cayó un 1,18%, a 10.237,92 puntos, su mínimo de cierre en un mes.