Tokio. El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró a la baja este martes por una toma de beneficios después de una racha alcista de siete días que lo llevó a sus niveles más altos en nueve meses y medio.

Los operadores dijeron que la cautela se impuso en el mercado el martes por la crisis en Oriente Medio que podría afectar a las empresas japonesas a mediano plazo.

El Nikkei cerró la sesión con un recorte de un 1,8%, a 10.664,70 puntos, mientras que el índice amplio Topix cayó un 1,8%, a 956,70 puntos.