Tokio. El índice de la bolsa de Tokio rebotó este martes desde un mínimo de un mes, con un repunte de las petroleras por la tensión política en Egipto.

En tanto, las empresas con una gran exposición a Estados Unidos, como Honda Motor, negociaron firmes por unos resultados robustos y las esperanzas de una recuperación sostenida.

Las ganancias fueron limitadas por el temor a nuevos ajustes monetarios en China antes del Año Nuevo Lunar, que comienza este miércoles, mientras que el yen se movía cerca de un mínimo de cuatro semanas contra el dólar.

El Nikkei cerró con un avance de un 0,36%, a 10.274,50 puntos.