Tokio. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró este jueves en su nivel más alto en ocho meses, luego de que una exitosa subasta de bonos en Portugal alejó temores sobre la crisis de deuda en la eurozona.

Las acciones de bancos japoneses fueron las de mejor desempeño por segundo día gracias a que los inversores extranjeros siguieron comprándolas.

Los títulos de Mitsubishi UFJ Financial Group, el mayor banco japonés por activos, ganaron 1,3%.

El referencial Nikkei subió un 0,7%, o 76,96 puntos, y cerró en 10.589,76 puntos. Su nivel más cercano de resistencia se calcula en el máximo registrado el 13 de mayo del 2010, a 10.638,23.

El más amplio Topix ganó un 0,9%.

"La fuerte subasta de bonos en Portugal ha calmado a los mercados y sin grandes factores negativos a la vista, los fondos extranjeros continúan comprando acciones de bancos y desarrolladores inmobiliarios", dijo Mitsushige Akino, gerente de fondos de Ichiyoshi Investment Management, en Tokio.

Dado que el Nikkei arrancó el 2011 con un tono sólido y acumula una ganancia de alrededor del 3,5%, los inversores dijeron que probablemente surja pronto una toma de beneficios debido al recalentamiento del mercado.