Tokio. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cedió 1,2% este martes por una toma de beneficios, tras el rebote del mercado al máximo de un mes el día previo, y con los inversores extranjeros convertidos en vendedores.

Los analistas dijeron que el mercado se tomó un respiro tras las recientes subidas, incluida el alza de 3% la semana pasada -su mejor desempeño semanal en tres meses- y también la del lunes, pero que su tendencia alcista esencial parecía no haber cambiado.

El índice cayó por debajo de una cota de retroceso al desaparecer parte de la euforia por la apreciación del yuan, pero muchos vieron intacto el nivel de soporte alrededor de 9.800 puntos, promedio de movimiento del Nikkei de los últimos 25 días.

"El sentimiento en general parece haberse vuelto más positivo, ahora que parece que el euro ha tocado fondo, y esto puede llevar repentinamente al mercado más arriba, como vimos ayer tras las noticias sobre el yuan", dijo Hideyuki Ishiguro, estratega de Okasan Securities.

El descenso se debió también a las ventas de los inversores extranjeros, que en días anteriores habían comprado acciones japonesas.

En una sesión con un volumen modesto de negocios, el índice Nikkei cerró con un descenso de 125,12 puntos, o 1,22%, a 10.112,89.

El más amplio Topix perdió 0,9%.

Las acciones de exportadores se quedaron sin fuera y retrocedieron tras ayudar a la subida del Nikkei el lunes.

Canon Inc perdió 2,7%, y Tokyo Electron Ltd perdió 3,6%. TDK Corp cayó 2,3%.