Tokio. Las acciones japonesas tocaron máximos en 32 meses el martes gracias a la caída del yen del día anterior ante las expectativas de que una fuerte presión política llevará al Banco de Japón a entregar audaces medidas de flexibilización monetaria.

Otros mercados bursátiles asiáticos se debilitaban, con el índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón cayendo un 0,4%, liderado por un declive de un 1,5% en su sector de tecnología.

Las acciones en Tokio exhibían el desempeño más destacado de la sesión, con el índice Nikkei de la bolsa de Tokio subiendo hasta un 1,4% a su nivel más alto desde fines de abril del 2010, y cerrando con un alza de un 0,7%.

Las acciones japonesas recibieron un impulso "porque el yen se debilitó aún más frente al dólar durante el fin de semana", dijo Naoki Fujiwara, gestor de fondos de Shinkin Asset Management en Tokio. "Esperamos que la tendencia actual continúe hasta que el Nikkei alcance 11.000 y el yen llegue a 90. Una vez que llega allí, la bolsa de Tokio probablemente se moverá en un rango cerrado", agregó.

La actividad de venta de yenes cedía el martes, sin embargo, luego de que el ministro de Economía japonés Akira Amari, dijo que la excesiva debilidad del yen podría tener un impacto negativo en la gente en la forma de un aumento en los precios de las importaciones.

El dólar se tomó un respiro, retrocediendo hasta un 1 por ciento a 88,62 yenes, tras haber tocado su nivel más alto desde junio del 2010, de 89,67 unidades el lunes. El euro cedía casi un 1% a 118,58 yenes, tras tocar el lunes su nivel más alto desde mayo del 2011, de 120,13.

En los mercados de materias primas, el oro al contado subió un 0,2% a US$1.670,33 la onza.

El petróleo estadounidense perdía un 0,4%, a US$93,74 el barril, y el crudo Brent de Londres bajaba 0,3% a US$111,51 el barril.