Tokio. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó este martes por una toma de beneficios después de subir brevemente hasta un máximo de 7 semanas, arrastrado por los descensos del dólar contra el yen.

Las acciones de la farmacéutica Kyorin se dispararon por una información relativa al interés comprador de Sawai Pharmaceutical, mientras que Canon subió después de informar que una fuerte demanda lo convenció de abrir una nueva planta para la producción de impresoras.

Mientras que los entendidos del mercado dijeron que las pérdidas serían limitadas por las fuertes ganancias en la bolsa estadounidense y el retroceso del yen desde máximos de 15 años contra el yen luego de la intervención del Gobierno japonés, el mercado fue vulnerable a una toma de beneficios.

"La intervención ayudó a impulsar al Nikkei la semana pasada, pero fundamentalmente nada ha cambiado ni en la economía estadounidense ni en la japonesa", dijo Nagayuki Yamagishi, estratega de Mitsubishi UFJ Morgan Stanley Securities.

"El hecho de que Japón intervino (en los mercados cambiarios) por su cuenta también significa que hay límites al impacto de largo plazo", agregó.

El Nikkei tocó un máximo intradiario de siete semanas a 9.704,25 puntos, pero cerró con una caída del 0,3%, a 9.602,11. El más amplio Topix también perdió un 0,3%.

Los jugadores del mercado seguían moviéndose con cautela ante las perspectivas, en medio de persistentes preocupaciones respecto a que el yen podría volver a fortalecerse incluso tras la intervención oficial. Japón vendió un estimado de 1,8 billones de yenes (US$21.000 millones) el miércoles pasado.

El dólar retrocedió ligeramente contra el yen, perdiendo un 0,2% y negociándose a 85,54 yenes.