Un alto funcionario de la Unión Europea dijo el miércoles que el no pago de Grecia de una deuda de 1.600 millones de euros (US$1.800 millones) al Fondo Monetario Internacional el 30 de junio no provocaría un default sobre préstamos de la zona euro.

"No existe una presunción automática, ni menos lógica, de que cualquier no pago al Fondo llevaría a alguna aceleración (de no pagos a préstamos europeos por parte de Grecia)", declaró el funcionario, que habló con periodistas bajo condición de anonimato.

Al ser consultado sobre posibles controles de capital sobre Grecia, afirmó que el rescate a Chipre en 2013 mostró que eso era posible, aunque "muy indeseable".