El nobel de Economía Angus Deaton indicó que la desigualdad que vive el mundo es “una parte inherente al progreso porque no todos se benefician de igual manera”, e insistió en que la solución pasa por la transmisión de conocimientos.

“Una de las mejores maneras de ayudar a los más desfavorecidos es transferir conocimiento útil: tanto el conocimiento fundamental como el saber hacer de empresas y emprendedores”, indicó Deaton, quien destacó el trabajo de entidades como la Fundación, que en el Perú cumple esa misión a través de Financiera Confianza.

Deaton participó en un foro sobre los retos de la inclusión financiera, los desafíos tecnológicos y el papel de la mujer en la economía, como parte de la ceremonia por el Décimo Aniversario de la Fundación Microfinanzas BBVA, celebrada en Madrid bajo la presidencia de la Reina de España, Doña Letizia, y la presencia del presidente de BBVA, Francisco González, y el Gerente General de Financiera Confianza, Martín Naranjo.

Precisamente uno de los emprendedores de Perú, Quintín Quise Tunqui, de Pisac, participó en la ceremonia junto a otros emprendedores de Colombia, República Dominicana y Chile, para contar cómo las microfinanzas y el acompañamiento de Financiera Confianza han venido ayudándolo a salir de la pobreza y a lograr una mejor calidad de vida para su familia.

Papel transformador. Durante su intervención, Doña Letizia también destacó la labor de la Fundación para impulsar el desarrollo, y su papel transformador de las vidas de casi dos millones de personas vulnerables, con impacto en las siguientes generaciones. 

“En todos ellos hay algo en común: la iniciativa individual, las ganas de mejorar, el deseo de conseguir una vida mejor. Y, en muchos casos, detrás de toda esa energía está el anhelo profundo de progreso para sus hijos”, indicó.

Por su parte, Francisco González, presidente de BBVA, también hizo referencia al progreso de estos emprendedores, del que fue testigo en su reciente viaje a Colombia. “Me impresionó la iniciativa, el esfuerzo y la enorme ilusión de los emprendedores por salir adelante y mejorar sus vidas y las de sus familias”, afirmó.

Por esa razón, defendió la necesidad de seguir trabajando por la inclusión financiera en un mundo donde todavía 2000 millones de personas no tienen una cuenta bancaria. 

“La falta de acceso a los servicios financieros limita las oportunidades de desarrollo y dificulta la inclusión social de las personas más vulnerables”, señaló el presidente de BBVA.

Francisco González añadió que “el 77% de las personas que han logrado salir de la pobreza lo ha hecho gracias al emprendimiento, siendo la exclusión financiera el principal obstáculo que encontraban”.

Memoria. Las historias de los emprendedores han sido incluidas en el Informe de Desempeño Social 2016 de la FMBBVA, Midiendo lo que realmente importa, y son un reflejo del trabajo que lleva a cabo la Fundación, que desde su creación en 2007 ha entregado más de US$8.200 millones en créditos productivos. 

Actualmente, atiende a más de 1,8 millones de personas; el 77%, vulnerables y el 60%, mujeres.

Una labor reconocida por los principales organismos internacionales como Naciones Unidas por su contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Esta memoria, que mide el progreso social y económico de los emprendedores a los que apoya, se presentará en los próximos meses en Perú, Colombia y Chile.