Amsterdam. Las nuevas normas de capital para los bancos acordadas por los reguladores globales, causaron alivio en el mundo financiero este lunes, aunque uno de quienes las diseñaron dijo que el sector tendrá que recaudar cientos de miles de millones de euros finalmente.

Los nuevos requerimientos, conocidos como Basilea III, instarán a los bancos a mantener un capital de la más alta calidad que represente un 7% de sus activos de más riesgo, pero los prestamistas tendrán un largo tiempo introductorio para recaudar ese capital.

El nuevo ratio de capital será un incremento sustancial respecto al actual de un 2%, pero significativamente menor al que los bancos temían este año y vendrá con un periodo de introducción que en algunos casos llega hasta enero del 2019.

Los bancos en Europa son probablemente los que más necesiten fondos, especialmente en Alemania, España, y otros sistemas débiles.

"Serán cientos de miles de millones (de euros)", dijo el miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo y jefe del Comité de Basilea de Supervisión Bancaria, Nout Wellink.

"En parte, ellos tendrán que retener ganancias por años que no podrán usar para remunerar a sus accionistas o bonos. Por otra parte, esto variará de banco a banco, tendrán que conseguirlo del mercado de capitales", agregó Wellink, quien preside el Banco Central holandés, al programa radial NOS Radio 1 Journaal.

Las acciones de bancos europeos subían un 1,9% y el euro saltaba un 1% contra el dólar por la perspectiva de que el apuro por levantar capital se alejó.

A los bancos no se les obligará a cumplir con el requerimiento de capital mínimo estructural de nivel uno, que consiste en acciones y utilidades retenidas valoradas en al menos un 4,5% de los activos, hasta el 2015. Un "colchón de conservación de capital" adicional del 2,5% no necesitará cumplirse hasta el 2019.

"El mensaje es que las autoridades han acordado y se han dado cuenta que necesitan dejar que los bancos se recuperen primero y comiencen a prestar para participar en la recuperación", dijo Guy de Blonay, que co-administra el Financial Opportunities Fund de la gestora de fondos Jupiter.

El principal banco alemán Deutsche Bank está tratando de aventajar a rivales como Commerzbank al anunciar planes de aumento de capital por casi 10.000 millones de euros y decir que cumplirá las normas de Basilea III a fines del 2013.

Analistas de Credit Suisse, comentaron que ahora consideran un 7% como límite mínimo para el capital estructural de Nivel 1, un 8% como el estándar de mercado para bancos adecuadamente capitalizados y un 10% como el nivel en que puede identificarse un superávit de capital y eventualmente devolverse a los inversionistas.

Los títulos de bancos en Asia también subieron, incluso en Japón, cuyas entidades tienen unos de los menores niveles de capital en la región.

Analistas de Macquarie estiman que los bancos nipones tienen en promedio un ratio de capital común del 6,3%, levemente por debajo del requerimiento del 7%, sugiriendo que tienen poca necesidad de levantar capital.

"No es una gran explosión para los bancos, no con un periodo introductorio de cinco años", dijo el analista de Commonwealth Securities Craig James.