Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó un decreto el viernes que prohíbe realizar negocios con nuevas emisiones de deuda del Gobierno de Venezuela y de su petrolera estatal para presionar al "dictador" presidente Nicolás Maduro para que detenga su "tiranía", dijo este viernes la Casa Blanca.

La orden marca una significativa escalada en las recientes sanciones impuestas por Washington contra Maduro y funcionarios de alto rango de su Gobierno para castigarlos por su rol en socavar la democracia en el país petrolero, de acuerdo a la administración de Trump.

La Casa Blanca afirmó que el decreto permite que el Tesoro entregue licencias para otras transacciones comerciales y humanitarias, incluyendo el financiamiento para comercio, exportaciones e importaciones de petróleo y transacciones que sólo involucren a Citgo, la unidad estadounidense de PDVSA.

"Estas medidas son calibradas cuidadosamente para negarle a la dictadura una fuente crítica de financiamiento para mantener su gobierno ilegítimo, proteger al sistema financiero de Estados Unidos de la complicidad en la corrupción de Venezuela y el empobrecimiento del pueblo venezolano", aseguró la Casa Blanca en un comunicado.

"No nos quedaremos parados mientras Venezuela se desmorona", agregó.

El decreto prohíbe operaciones con nuevas emisiones de deuda y acciones del Gobierno venezolano y de la petrolera estatal PDVSA, así como en algunos bonos actuales pertenecientes al sector público. También prohíbe el pago de dividendos al Gobierno venezolano, afirmó la Casa Blanca.

El ministro de Relaciones Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, criticó duramente la decisión diciendo que Estados Unidos está intentando provocar una crisis humanitaria en Venezuela y que las "amenazas" y sanciones son "políticas no civilizadas".

Aunque la orden ejecutiva protege a los tenedores de mucha de la deuda existente del Gobierno de Venezuela y de PDVSA, dificultará la refinanciación de la fuerte carga de deuda de la estatal petrolera y podría empujar aún más al país hacia el financiamiento desde Rusia y China.

Los rendimientos de la deuda soberana referencial venezolana al 2038 y los de PDVSA al 2037 subieron modestamente tras el anuncio de las últimas sanciones.

"Sin duda la reestructuración y swaps no son posibles ahora", dijo un operador en Venezuela.

La Casa Blanca afirmó que el decreto permite que el Tesoro entregue licencias para otras transacciones comerciales y humanitarias, incluyendo el financiamiento para comercio, exportaciones e importaciones de petróleo y transacciones que sólo involucren a Citgo, la unidad estadounidense de PDVSA.

Washington impuso sanciones el 9 de agosto contra ocho individuos, incluyendo un hermano del fallecido líder venezolano Hugo Chávez.