La propuesta de reforma fiscal que confecciona el Partido Patriota (PP) busca un incremento de la recaudación de 3,503 millones de quetzales (unos US$449,1 millones) adicionales en 2012.

Pavel Centeno, ministro de Finanzas, explicó que el plan contempla modificar el Impuesto Sobre la Renta (ISR), gravar la distribución de dividendos para las empresas, duplicar el impuesto de circulación vehicular y establecer el impuesto a la primera matrícula.

El funcionario presentó las ideas ante el gabinete económico para su discusión, informó el matutino guatemalteco Siglo XXI.

El gobierno de Otto Pérez Molina pretende simplificar el cobro de la ISR. Este se reducirá a un 25%, de forma gradual, pero también disminuirán las deducciones disponibles.

El régimen aplicará para actividades lucrativas, asalariados, rentas de capital y de no residentes en Guatemala.

Además, se evalúan imposiciones a las utilidades. Por un lado, desaparecerá un timbre fiscal de 3% que pagan las empresas, pero la distribución de dividendos se tasarían con 10%, mientras que los intereses y el resto de ganancias seguirían gravados con el 10%.

En el marco de reformas, se duplicará el impuesto de circulación vehicular y se establecerá el impuesto a la Primera Matriculación de Vehículos (Iprima). A cambio, se reduciría el pago de derechos arancelarios.

Según el ministro de Finanzas, con este plan los ingresos aumentarán gradualmente. En 2012 dejará $449.1 millones adicionales en recaudación; en 2013, unos US$576,7 millones; en 2014, US$641,8 millones; y en 2015, US$735,6 millones.

Según Centeno, el gobierno necesita la reforma fiscal para optimizar la atención a la población, mejorar la gobernabilidad y enviar un mensaje positivo a escala internacional.

Fernando Carrera, director de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (Segeplan), aclaró al mencionado rotativo que la propuesta está en fase de discusión: “No hay un pronunciamiento sobre el contenido porque no hay consenso todavía”.