Dublin. El nuevo gobierno irlandés dijo el domingo que el paquete de rescate al país de la Unión Europea-Fondo Monetario Internacional no fue suficiente para restaurar la confianza en la economía y que hay un creciente peligro de que la carga de deuda del Estado se vuelva insostenible.

El partido Fine Gael, de centroderecha, y el Laborista, de centroizquierda, han dicho que cumplirán las metas fiscales establecidas en el paquete, pero reiteraron en su programa de gobierno sus planes de buscar una reducción de la tasa de interés en los préstamos.

"El fracaso del programa de apoyo para restablecer la confianza en la salud financiera de bancos de Irlanda o el Estado irlandés continúa contribuyendo a una inestabilidad financiera más amplia en la zona euro", dijo el gobierno de coalición.

"Hay un creciente peligro de que la carga de deuda del Estado se vuelva insostenible y las medidas para salvaguardar una deuda sostenible deben ser exploradas con urgencia", agregó el programa de gobierno.

El próximo primer ministro de Irlanda, Enda Kenny, está bajo una enorme presión para convencer a sus socios europeos para que recorten el costo del rescate de 85.000 millones de euros (US$119.000 millones).

El acuerdo de la coalición para cumplir las metas fiscales parece diseñado para congraciarse con los alemanes, que son conservadores en lo fiscal.

El nuevo gobierno intentará reducir el déficit desde cerca de 12%  del Producto Interno Bruto (PIB) en la actualidad a debajo de límite de la Unión Europea (UE) de 3%  en 2015, una fecha límite ya aprobada por Bruselas.

"No veo nada allí que asuste a los mercados, asuste a Europa, asuste al FMI o cambie algo muy sustancialmente en el futuro", dijo Eoin Fahy, jefe de economistas de Kleinwort Benson Investors.