NYSE Euronext, operadora de la Bolsa de Nueva York, dijo que planea probar un nuevo plan de emergencia para intentar reanudar las paralizadas operaciones de acciones en Estados Unidos, y agregó que su famosa sala de transacciones no ha sido dañado por Sandy, una de las tormentas más grandes que han azotado el país.

Los mercados de valores de Estados Unidos estarán cerrados este martes por segundo día consecutivo, mientras Wall Street se encuentra atenta para ver si los mercados serán capaces de reanudar sus operaciones este miércoles, en el último día del mes.

Los mercados de bonos también estarán cerrados este martes y los operadores planean volver a abrir el miércoles.

Sandy forzó el primer cierre del mercado de valores de Estados Unidos por razones climáticas en 27 años, justo en medio de la temporada de resultados, lo que provocó que decenas de empresas retrasaran sus resultados trimestrales.

Si la sede de la NYSE y la sala de operaciones no pueden ser utilizadas el miércoles, las acciones de la NYSE serán transadas en NYSE Arca, dijo el operador cambiario en un anuncio publicado el lunes a operadores.

"Hacemos hincapié en que no ha habido hasta ahora ningún daño en la sede de NYSE Euronext que pueda afectar las operaciones", dijo NYSE.

La sede de la Bolsa de Nueva York está a pocas calles de la zonas del bajo Manhattan que han sido evacuadas.

El plan de contingencia ha sido calificado como "precautorio", dada la imprevisibilidad de la tormenta que ha inundado partes de Nueva York.