Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, alertó sobre una eventual nueva recesión económica en que podría caer su país.

La autoridad en entrevista con la cadena CBS afirmó que "tenemos un momento, una oportunidad para actuar. Porque si no actuamos, los mercados lo harán por nosotros".

Y a reglón seguido planteó que "si los inversores de todo el mundo creen que la plena confianza y el crédito de Estados Unidos no están respaldados, si piensan que vamos a incumplir con nuestros pagarés, eso podría desbaratar todo el sistema financiero".

Su advertencia no se quedo sólo en eso, pues planteó que si persiste el estancamiento del límite de la deuda, que se alcanzaría el lunes, se caería en una recesión.

Estados Unidos está a punto de alcanzar, el lunes, el límite de US$14,29 billones de deuda fijado por el Congreso, techo legal más allá del cual el Estado ya no puede incrementar su endeudamiento.

"Podríamos tener una recesión peor que la que ya tuvimos. Un crisis financiera peor que la que ya tuvimos", afirmó Obama.