Washington. El presidente de Estados Unidos Barack Obama expresó este jueves su gran preocupación por la crisis de la zona euro y declaró que creía que la Unión Europea tenía los recursos para resolverla, si los líderes mostraban voluntad política.

"Europa es suficientemente rica, por lo que no hay razón para que no puedan resolver este problema", afirmó a la prensa en la Casa Blanca.

"Si ellos muestran la voluntad política, tendrán la capacidad de enfrentar la caída de los mercados, asegurar que están actuando con responsabilidad y que gobiernos como Italia sean capaces de financiar sus deudas", agregó.

Obama dijo que pensaba que la canciller alemana Angela Merkel había logrado avances con otros líderes europeos para avanzar hacia una "unión fiscal donde todo el mundo juegue bajo las mismas reglas" y evitar que los países actúen irresponsablemente.

"Pienso que todo eso es para bien, pero hay una crisis en el corto plazo que tiene que ser resuelta, para asegurar que los mercados tengan confianza en que Europa se mantiene unida detrás del euro", sostuvo el mandatario.

Los líderes europeos se reúnen este jueves y viernes en Bruselas, en una cumbre clave para contener una crisis que amenaza con empujar a la economía global a una recesión.

"Vamos hacer todo lo que podamos para llevarlos (...) en la dirección correcta sobre esto, porque tiene un enorme impacto en lo que pasa aquí en Estados Unidos", dijo Obama.

"Ellos son nuestro mayor socio comercial y, ustedes saben, estamos viendo algunas señales positivas en nuestra economía. Pero si Europa se hunde, eso obviamente va a tener un gran impacto en nuestra capacidad de generar empleo", agregó.