Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, consideró que es "muy pronto para saber" si la decisión de China para permitir que el yuan se aprecie es suficiente, como para dar lugar a un reajuste de las monedas estadounidense y china.

En comentarios formulados pocos días antes de la cumbre del Grupo de los 20 (G-20) que se realizará en Canadá, Obama indicó que las señales iniciales del acuerdo de China para permitir que se aprecie el yuan "eran positivas".

El mandataio estadounidense realizó los comentarios durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca con el presidente de Rusia, Dmitry Medvedev.

Este fin de semana, China indicó que relajaría la fijación del yuan frente al dólar, vigente desde hace casi dos años.

Obama dijo que dejará que sea el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, quien determine cuál es el ritmo apropiado de apreciación del yuan.

Sin embargo, agregó que China debe tomar su propia decisión sobre este asunto.