Washington. El presidente estadounidense, Barack Obama, firmó este sábado un proyecto de ley que eleva el techo de deuda del país hasta el 15 de marzo de 2015, lo que supone un cese de la intensa discordia entre los partidos sobre las deudas fiscales en el año en que se celebrarán elecciones legislativas.

La Cámara de Representantes y el Senado dieron luz verde el martes y el miércoles, respectivamente, al borrador de ley que aumenta la línea de préstamos del gobierno hasta la fecha citada, permitiendo al Departamento del Tesoro emitir los bonos necesarios para cumplir con las obligaciones de pago.

Los demócratas consiguieron suficientes votos a favor para pasar el borrador en las dos cámaras del Congreso.

La aprobación significa un paso atrás de los republicanos que insistían en una estrategia de buscar concesiones a cambio del aumento de la línea de deudas. La posible responsabilidad en los no pagos por parte del gobierno hubiese tenido un efecto catastrófico en las elecciones legislativas de mitad de período.

Por otro lado, la ley también se traduce en una victoria de los demócratas quienes habían pedido el aumento del límite de la deuda sin condiciones.

La suspensión del límite de la deuda promulgada por el Congreso el pasado mes de octubre expiró el 7 de febrero. El secretario del Teroso, Jacob Lew, dijo la semana pasada que las medidas extraordinarias adoptadas para reducir el riesgo de impago podrían acabarse el 27 de febrero y por eso la autorización para contraer préstamos se terminaría ese mismo día.

Sin el crecimiento del estatutario límite de préstamos, el gobierno federal podría enfrentarse a la amenaza de un histórico impago que causaría estragos en los mercados financieros mundiales y dañaría la débil recuperación económica.