Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pedirá destinar miles de millones de dólares en creación de empleos y proyectos de infraestructura en su presupuesto fiscal de 2013, un guiño a los votantes en pleno año electoral mientras la batalla con los republicanos se centra en los impuestos y la deuda.

La propuesta de Obama, que será presentada al Congreso estadounidense este lunes, proyectará un déficit mucho menor en 2013 en comparación al año fiscal actual, dijeron este viernes funcionarios de la Casa Blanca.

"La meta de presupuesto destina recursos federales a áreas cruciales para la economía y para restaurar la seguridad de la clase media", dijo la Casa Blanca en un comunicado, reiterando recientes mensajes del presidente en su campaña electoral.

El presupuesto otorga a Obama una de sus mayores plataformas antes de las elecciones para indicar a los votantes cómo gobernaría en un segundo periodo en la Casa Blanca, y le ayuda a describir a los republicanos como un partido de ricos, mientras lo presenta como un liberal en temas fiscales y tributarios.

El Congreso es libre de ignorar su propuesta y los republicanos, que esperan derrotarlo en los comicios del 6 de noviembre, lo declararon muerto incluso antes de su arribo al pleno legislativo.

"Este presupuesto poco serio es una receta para la deuda, la deuda y el declive", dijo Brendan Buck, portavoz del legislador republicano John Boehner, jefe de la Cámara de Representantes.

"Empeoraría nuestra economía al imponer masivas alzas de impuestos a pequeñas empresas y de todas maneras aumentaría la enorme deuda que aún genera una gran incertidumbre económica", expresó.

El presupuesto incluirá una solicitud de más de US$800.000 millones en programas de creación de empleos y proyectos de construcción de carreteras y demás infraestructura, incluyendo más de US$300.000 millones que podrían ser usados a inicios del año con exenciones impositivas y otros pasos para alentar la contratación.

El gobierno de Obama proyecta un déficit de US$901.000 millones en el año fiscal 2013, por debajo de los US$1,33 billones previstos en el actual periodo, dijeron funcionarios.

Las cifras, mayores a lo estimado por la Casa Blanca en septiembre, indican un déficit equivalente a un 5,5% del Producto Interno Bruto en 2013, frente al 8,5% de 2012.

Asimismo, los últimos datos del mercado laboral han sido más alentadores de lo previsto y en el pedido de presupuesto la Casa Blanca anunció que su pronóstico de la tasa de desempleo de 8,9% en 2012 estaba "desactualizado" y debería ser menor.

El índice de desempleo estadounidense cayó a un 8,3% en enero.

El presidente reiterará además su llamado para que los millonarios paguen un impuesto mínimo del 30% que identificará pasos para reducir el déficit en US$4 billones en un periodo de 10 años, similares a un plan divulgado en septiembre.