Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, citó el viernes al débil informe sobre empleo como una razón más por la cual se debe llegar a un acuerdo para elevar el límite de endeudamiento del país, diciendo que el estancamiento político estaba generando incertidumbre.

Obama, quien habló tras conocerse que la economía creó apenas 18.000 empleos en junio, apuntó a la disputa por el techo de la deuda junto con la crisis en Grecia como factores que hacen que las compañías sean más reacias a contratar e invertir.

"Los problemas en Grecia y en Europa, junto con la incertidumbre sobre si el límite de deuda aquí en Estados Unidos va a ser elevado o no, han hecho también a las empresas dudar en invertir más agresivamente", afirmó en unas declaraciones formuladas en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca.

El viernes se conoció que la tasa de desempleo subió a un 9,2% en junio, un máximo en los últimos seis meses, lo que siembra dudas sobre la reactivación de la economía.

El mandatario dijo que los números ponían de manifiesto los desafíos de volver a encarrilar la economía tras la crisis financiera del 2008-2009 y prometió "arremangarse" para trabajar con los legisladores en pos de un acuerdo para elevar el límite de deuda y reducir el déficit.

"Cuanto antes logremos hacer esto, antes sabrán los mercados que el límite de endeudamiento será elevado", dijo.