Washington. El presidente estadounidense, Barack Obama, llamó a los países del G-20 a acelerar la reforma financiera y fortalecer las finanzas públicas, en una carta enviada el viernes antes de la cumbre del grupo de potencias económicas en Toronto.

En un aparente guiño hacia China, Obama también subrayó la importancia de los tipos de cambio guiados por el mercado para la fortaleza económica global.

"Las señales que los tipos de cambio flexibles envían son necesarias para apoyar una economía global sólida y equilibrada", escribió en una carta enviada por la Casa Blanca.