Atenas. Días antes de su visita a Atenas entre el 15 y 16 de este mes, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó a acometer un "alivio significativo" de la deuda griega.

"La gente necesita esperanza", afirmó el mandatario en una entrevista publicada este domingo por el diario local Kathimerini, en la que subrayó también la necesidad de que Grecia continúe por la senda de las reformas para salir de su crisis de deuda, que se prolonga por siete años, y restaure un crecimiento sostenible.

"Soy un firme partidario de que para hacer las reformas sostenibles la gente necesita esperanza. El Fondo Monetario Internacional ha dicho que el alivio de la deuda es crucial para colocar la economía de Grecia en una senda sostenible y preparar la situación para una vuelta a la prosperidad", argumentó Obama.

El presidente saliente reclamó a los acreedores internacionales de Grecia a "dar los pasos necesarios para asegurar que el país está bien situado para volver a una robusto crecimiento económico, lo que incluye un alivio significativo de la deuda".

Según fuentes del Gobierno heleno, Atenas espera que un mensaje de apoyo contundente por parte de Obama en relación al alivio de la deuda puede facilitar las conversaciones con los acreedores europeos en las próximas semanas, en el contexto del aparente rechazo de algunas capitales del continente a abordar este tema con prontitud.

El 5 de diciembre, el ministro de Finanzas griego, Euclid Tsakalotos, participará en una reunión del Eurogrupo (formado por los responsables de Finanzas de la zona euro) en la que se tratarán los próximos pasos a dar para encarar la crisis de la deuda helena.

Obama es el primer presidente de EEUU que hace una visita oficial a Grecia después de la de Bill Clinton en 1999. Se tratará de una de las paradas de su última gira europea como líder. Dado que su mandato se acerca a su final, durante su estancia en Atenas pretende enviar mensajes de unidad y colaboración dirigidos a todos los europeos y ciudadanos del mundo, comentó en la entrevista.