La estrategia fue presentada por el mandatario Otto Pérez Molina, en el Palacio Nacional de la Cultura, con la asistencia de los presidentes del Congreso, Gudy Rivera, y del Organismo Judicial, Thelma Aldana; el Cuerpo Diplomático, empresarios y miembros de la sociedad civil.

Juan Carlos Paiz, comisionado presidencial para la Competitividad y la Inversión, resaltó que la ANC cuenta con los mecanismos armónicos entre los sectores público y privado. Dijo que comprende ejes y planes de acción a corto, mediano y largo plazos.

Crecimiento. El gobernante aseguró que este año buscarán conseguir un crecimiento económico del 4%, aunque refirió que esa meta es “ambiciosa”, superior al 3,8% del 2011.

Pérez Molina indicó que si el PIB —valor de los bienes y servicios producidos durante un año— hubiera crecido en 6%, que es la meta establecida en los acuerdos de paz, de 1996 a la fecha, 50 mil personas hubieran salido de la brecha de la pobreza cada año, el ingreso promedio per cápita en la economía sería del 40 por ciento y el Estado tendría un ingreso fiscal de US$15.000 millones adicionales a los actuales.

“Estas agendas superan los períodos y cuatro años de un gobierno, son intemporales y por eso la programamos para 10 años; nosotros esperamos que el próximo gobierno pueda seguir con estos lineamientos”, explicó Pérez Molina.

Además, junto a la vicepresidenta Roxana Baldetti, el mandatario entregó una copia de la agenda a todos los ministros y otros funcionarios, para que cumplan en cada dependencia con metas específicas de competitividad.

Ejemplificó que el Ministerio de Comunicaciones tiene la tarea de modernizar la red vial, que incluye las rutas nacionales, caminos vecinales y carreteras internacionales, así como hacer más competitivos los puertos y aeropuertos.

Paiz aseguró que por parte del Estado los organismos Legislativo, Judicial y Ejecutivo están comprometidos a hacer un trabajo de calidad que priorizarán la aplicación de la agenda.

Sergio de la Torre, ministro de Economía, expresó que la agenda busca luchar contra la pobreza, lograr el desarrollo y el camino para reducir la brecha con los países que son más competitivos que Guatemala.

“La agenda es incluyente, amplia y dinámica, y todos asumimos que sea un compromiso compartido”, expuso.

El ministro indicó que la mejor política social para concebir un bienestar generalizado en el país es la económica, ya que el crecimiento del PIB se extenderá a los sectores más necesitados de la población.

La agenda también apoyará los asuntos de seguridad, fiscales, de la justicia y el programa Hambre Cero lanzado la semana recién pasada en Huehuetenango.

El Programa Nacional de Competitividad (Pronacom) será el facilitador de las alianzas institucionales entre los sectores público, productivo y la sociedad civil, para el cumplimiento de la política.

La ANC 2012-2021 tomó como base la directriz presentada en el 2005, durante el gobierno de Óscar Berger.

Ejes de la política. La primera acción de la ANC es una sociedad sana, educada, capacitada e incluyente, que se refiere a la calidad de la fuerza laboral, funcionamiento del sistema educativo y capacitación que provea las destrezas y habilidades necesarias para el desarrollo productivo.

Además, que garantice un sistema de salud para la población, para elevar el capital humano del país a través de mejorar la seguridad alimentaria.

El segundo eje es la modernización y fortalecimiento institucional, que busca configurar el ambiente para el desarrollo económico y la productividad.

El tercer lineamiento es la sostenibilidad social-ambiental, que tiene como objetivo elevar el capital natural, el manejo de cuencas, hidrológico-forestal, oferta energética en áreas rurales, producción minera e impulsar la producción limpia.

La cuarta acción es la descentralización y desarrollo local, que se basa en una mejora económica de los gobiernos locales para potenciar el desarrollo rural de manera integral y mejorar los vínculos urbanos y rurales.

La quinta dirección es el fortalecimiento de infraestructura productiva y tecnológica. El objetivo, según la ANC, es posicionar al país en lo productivo, turístico, exportación y logística.

“Un contenedor de Guatemala a Costa Rica tarda 72 horas, y de Nueva York a Miami, 26 horas, y los costos son más bajos que en Guatemala, por una infraestructura en mal estado y obstáculos burocráticos”, afirmó Paiz.

La sexta acción es el fortalecimiento del aparato productivo, que incorpora los ejes anteriores para el establecimiento provechoso.

En su discurso, el mandatario aprovechó para advertirles a los maestros que manifestaron el viernes último de que no “abandonen” a los niños ese día ni ningún otro entre semana, sino que lo busquen sábados o domingos y los atenderá“con mucho gusto”.

Sectores apoyan. El empresario Juan Luis Bosch Gutiérrez, copresidente de la Corporación Multi Inversiones, declaró que la política es muy oportuna porque define cuál será el camino por seguir para los agentes económicos y externos del país.

Explicó que lograr un crecimiento del 6 por ciento del PIB es lo ideal para Guatemala, como lo señala la política.

Rodolfo Orozco, presidente de la Confederación de Cooperativas de Guatemala, dijo que el principal objetivo de esta política es lograr un desarrollo competitivo del área rural.

“Lo más importante es la voluntad política del Gobierno y el compromiso de todos los ministerios”, enfatizó el cooperativista.

Andrés Castillo, presidente de la Cámara de Industria de Guatemala, afirmó que los componentes están alineados para que cada uno de los ministerios pueda identificar los obstáculos y avanzar en la productividad y competitividad del país.

“El gran reto es darle seguimiento y que se pueda reducir la burocracia en el Estado, y que seamos más ágiles para pagar impuestos, para cerrar negocios, para sacar licencias de medioambiente, mejorar la educación y la infraestructura carretera, entre otras cosas”, aseguró.

Juan Carlos Zapata, gerente de la Fundación para el Desarrollo, refirió que retomar la agenda de competitividad es fundamental para el país, ya que durante el último gobierno se quedó rezagado el tema.