México D.F. América Latina debe aprovechar su actual solidez económica para generar más ahorros fiscales y protegerse de un eventual choque cambiario o inflacionario, dijo este miércoles la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

A diferencia de algunos países de Europa, América Latina en general resistió con firmeza el vendaval de la crisis global iniciada a finales de 2008 en Estados Unidos, gracias a sus prudentes políticas fiscales y financieras.

Christian Daude, economista de la oficina para las Américas del Centro de Desarrollo de la OCDE, dijo que Latinoamérica debe aprovechar su actual proceso de firme expansión para buscar más ahorro fiscal como una medida precautoria, sobre todo Brasil y Argentina, que están creciendo a tasas fuertes.

"Estos países deberían ahorrar más de lo que están haciendo en este momento", dijo Daude a Reuters, al margen de un evento. "Ello podría ayudar un poco a que no haya una apreciación cambiaria tan fuerte y a que no haya presiones inflacionarias preocupantes", agregó.

Los países emergentes, como los de América Latina, están siendo un blanco atractivo para la inversión, dado que están ofreciendo un mayor rendimiento que otras economías desarrolladas como Estados Unidos, en donde las tasas de interés están en mínimos.

La llegada de flujos está motivando la apreciación de las monedas en algunos países, en medio también de una escalada en los precios de las materias primas, que está despertando alertas inflacionarias como en Brasil, la mayor economía de la región, en donde el índice de precios tocó en noviembre su mayor nivel en más de cinco años.

Daude dijo que hasta ahora no ve señales preocupantes en América Latina, por lo que la región debería aprovechar para mejorar su posición fiscal.

"Es solamente por motivos de precaución (...) no es porque haya un problema de sustentabilidad fiscal", dijo el economista. "Estamos hablando de margenes pequeños, pero que convendría consolidarlos", concluyó.