Excelsior.com.mx José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), comentó que el gobierno mexicano reaccionó con rapidez y oportunidad ante la caída de los precios internacionales del crudo.

Lo que pasó con el petróleo tomó a todo mundo por sorpresa por la velocidad y la fuerza con la que sucedió, pero uno de los países que ha reaccionado con mayor oportunidad aún sin ser tan dependiente (del petróleo) ha sido México”, señaló en un evento en Londres.

El secretario general de la OCDE felicitó a las autoridades mexicanas por haber tomado “medidas oportunas porque fueron señales muy importantes para el resto del mundo”.

Afirmó que México podrá beneficiarse de los bajos precios del petróleo, “porque importa gasolinas, importa refinados e importa productos derivados de crudo ligero”.

El funcionario dijo que México tiene acuerdos de refinación con otros países como Estados Unidos, así es que, “en general a pesar de ser menos dependiente ha reaccionado rápido, se ha reaccionado con oportunidad”.

El pasado 30 de enero el gobierno mexicano anunció un ajuste al presupuesto de 2015 por un monto de 124 mil millones de pesos equivalentes al 0,7%  del Producto Interno Bruto (PIB).

Cumplimiento. El exsecretario de Hacienda de México (1998-2000) recordó que en su época “se cayó muy fuerte el precio del petróleo”. “Hubo que recortar tres veces el presupuesto y al final quedamos con el mismo déficit que había aprobado el Congreso”, mencionó.

Sin embargo, reconoció que el problema de los recortes presupuestarios es que “empieza uno (a recortar) por el lado de la inversión y eso quiere decir que se afecta el crecimiento futuro”.

Después de ser uno de los oradores principales en la inauguración de la Cumbre Mundial del Derecho (Global Law Summit), el economista mexicano aseveró que para crecer debe haber un esquema legal.

Cualquier país del mundo tiene que basarse en un marco de leyes, de regulación de códigos y el cumplimiento de ese marco legal se vuelve fundamental para poder llevar a cabo toda la actividad económica”, destacó.

El diplomático mexicano manifestó que el cumplimiento de la ley “es fundamental para atraer a la inversión y para que haya confianza no sólo en los inversionistas extranjeros sino sobre todo y más importante en los propios (inversionistas) nacionales”.

Ventajas. Recientemente, la OCDE recomendó a México que para incrementar la productividad y mejorar el desempeño del mercado laboral, se requiere aumentar el logro educativo y reducir la informalidad.

En su nota especial sobre México, del estudio Going for Growth, argumentó que “la baja matrícula y la baja calidad educativa limitan las ganancias en productividad y contribuyen a una alta desigualdad”.

La persistentemente amplia brecha del PIB per cápita en relación con la mitad superior de la OCDE se debe sobre todo a un bajo nivel y una baja tasa de crecimiento de la productividad laboral”, recalca.
“Además de incrementar la productividad, la mejora de los logros educativos fomentaría la acumulación de capital humano y reduciría el grado de desigualdad en los ingresos”, enfatiza.

Realizar reformas para promover el empleo formal también podría ayudar a mejorar la igualdad”.
Por otra parte, recomienda disminuir las barreras a la inversión extranjera directa y añade que bajar las barreras de entrada a las industrias de red también ayudaría a estimular la inversión y reforzarla y que es necesario mejorar las instituciones jurídicas para proporcionar un entorno más favorable para las empresas.

Además, la semana pasada, el organismo informó que en los últimos 5 meses la tasa de desempleo en México descendió ocho décimas, al pasar de 5,1%  en julio del año pasado a 4,3% en diciembre, de la misma forma que el desempleo también ha descendido en la OCDE.

Con este resultado, México registró la tercera tasa más baja de desocupación entre las naciones de la OCDE, que disponen de información reciente.