El ciclo de negocios de México registró en enero el tercer mes consecutivo perdiendo fuerza, de acuerdo con los indicadores líderes compuestos (CLI) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Con una lectura de 99.5 puntos en sus CLI, el ciclo de México regresa a niveles de agosto del 2014 y completa 11 meses desacelerando, desde abril del 2015. Además, alcanzó siete meses, contados a partir de julio del año pasado, con lecturas por debajo de los 100 puntos.

Estos indicadores compuestos fueron estructurados por la 
OCDE para anticipar los puntos de retorno de la actividad económica relativa. Y en el mes reportado, la lectura de los analistas de la organización, para México, es de una fase en desaceleración.

La etapa para el ciclo de negocios de los países de la OCDE en su conjunto es también de desaceleración, al completarse un cuarto mes consecutivo donde baja la lectura que cierra el mes de enero en 99.6 puntos, esto ligeramente arriba del nivel alcanzado por los indicadores del ciclo mexicano.

Divergencia emergente. Al extender el comparativo con los ciclos de los países emergentes BRICS, el de México queda positivo respecto del que alcanzaron Brasil, cuyo indicador está en 97.7 puntos, y China, que tiene 97.6 enteros.

No obstante, según la interpretación de la entidad, el ciclo de China está arrojando “tentativos signos de estabilización” con un segundo mes consecutivo en 97 enteros, que detiene la tendencia a la baja que traían los CLI chinos desde marzo del 2014.

La dinámica del ciclo de negocios mexicano se encuentra por debajo del que arrojó en el mismo mes Sudáfrica, que está en 100.4 puntos, y Rusia, con 98 enteros.

EU desacelera. Los indicadores líderes integran datos como los arrojados por la actividad industrial, el desempeño de las empresas que cotizan en Bolsa, el Producto Interno Bruto y la confianza del consumidor, entre otros.

Y siguiendo el comparativo, el índice para México avanza cerca del que tiene su principal socio comercial, pero es más dinámico. Estados Unidos registra una lectura en sus indicadores de 98.5 puntos al mes de enero.

La interpretación, según la OCDE, es de desaceleración del ciclo de negocios de Estados Unidos, tras completar 14 meses perdiendo fuerza desde la lectura más alta, que fue 100.8 puntos en octubre del 2014.

G-7 también pide fortaleza. En el detalle del informe, se puede ver que los indicadores cíclicos de los países del G-7, que son las economías avanzadas de la OCDE, es decir EU, Canadá, Alemania, Francia, Reino Unido, Japón e Italia, completan ocho meses de desaceleración.

Así, al mes de enero, el ciclo conjunto de estos siete países fue de 99.4 puntos, una lectura que según la OCDE arroja “signos de debilitamiento del crecimiento”, al registrarse una tercera lectura consecutiva en desaceleración de los indicadores cíclicos.